Saltar al contenido

Sennheiser HD 598. ¿Vale la pena comprarlos en 2018?

Actualización: diciembre, 2018

Sennheiser es una marca conocida por su funcionalidad y productos de alta gama, y sus auriculares Sennheiser HD 598 no hacen más que confirmar dicha reputación. Tienen un diseño único que definitivamente llama la atención, pero es su audio cálido y espacioso, producido gracias a la tecnología E.A.R. de la compañía, que los convertirán en un dispositivo imprescindible en tu día a día.

¡en oferta!

Incluso los audiófilos estarán de acuerdo en que los auriculares HD 598 de Sennheiser tienen una excelente relación calidad-precio. Su precio de salida al mercado fue de 220 euros, pero actualmente se sitúa entre los 150 y los 200 euros.

Diseño de Sennheiser HD 598

Los Sennheiser HD 598 tienen un estilo sofisticado, como de anticuario, pero con toques modernos al mismo tiempo. La mayor parte del marco de plástico beige de los auriculares están envueltos con un cuero artificial, acentuado por nudos de madera con un acabado brillante.

Los auriculares también incorporan el mismo acabado brillante de madera, y lo utilizan para acentuar – y así presumir – de su diseño abierto, emblemático de los auriculares Sennheiser. Un par de almohadillas de aspecto aterciopelado, grandes y de color chocolate, completan su aspecto retro.

Dos accesorios de extensión de plástico, escondidos en el marco de los auriculares Sennheiser HD 598, ayudan a encajarlos cómodamente a la cabeza. Sennheiser también añade un pequeño eje a la base de cada auricular para que puedas ajustarlo según las distintas formas de la cabeza.

Puesto a que los auriculares de referencia no están diseñados para viajar, normalmente, encontramos que a los HD 598 de Sennheiser les faltan un par de articulaciones plegables. Éstas son típicas de modelos más apropiados para ser utilizados sobre la marcha o viajando, como encontramos en los auriculares Skullcandy Roc Nation Aviator.

Encontrarás un solo puerto en los Sennheiser HD 598, localizado en el auricular izquierdo: se trata de una entrada plateada, forrada en cromo, diseñada para ser utilizada con el cable de audio incluido en el mismo paquete de los auriculares.

Una malla negra forra los interiores de los auriculares. Hay un pequeño transductor de forma triangular situado en la parte trasera de cada auricular. La localización es clave para la tecnología E.A.R de Sennheiser (Ergonomic Acoustic Refinement o refinamiento acústico ergonómico), la cual es capaz de configurar el ángulo del transductor hasta situarlo en la posición auditiva óptima.

Los Sennheiser HD 598 no vienen con un estuche para guardarlos, lo cual no debería ser un problema ya que no están hechos para el uso en interiores. Aun así, estaría bien tener algún sitio donde almacenar los extras incluidos.

Comodidad de Sennheiser HD 598

Cuando empezamos a probar los auriculares circumaurales u over-ear HD 598, la sensación que nos dieron se aproximaba a la de estar tumbado en una colección de almohadas de lujo. A pesar de estar afelpados, tenemos que añadir que sí que se nota la presión que ejercen contra la cabeza, especialmente por la parte baja de los auriculares.

No era una sensación incómoda, pero era ciertamente perceptible. En comparación, apenas notamos presión alguna al utilizar algunos de los otros auriculares over-ear que hemos revisado. Hay que decir que fuimos capaces de llevar los Sennheiser HD 598 puestos durante unas cuatro horas, y en ningún momento nos resultaron incómodos.

Gracias a su marco de plástico, los auriculares HD 598 de Sennheiser pesan relativamente poco, alrededor de 270 gramos. Es cierto, aun así, que hemos revisado modelos más ligeros.

Cable de audio

Los Sennheiser HD 598 vienen con un cable de audio de 305 centímetros, el cual termina con un enchufe de audio de 6,3 mm, perfecto para ser enchufado a un amplificador para auriculares o a un conversor de señal digital a analógica (DAC o CDA). La parte del cable que se encaja al puerto auditivo de los auriculares tiene un mecanismo de cierre, lo cual previene la posibilidad de que el cable sea arrancado de su enchufe.

Para aquellos que no creen necesitar un conversor de señal digital a analógica o bien un amplificador propio – o en el caso de que no tengan presupuesto suficiente – Sennheiser tomó la sabia decisión de incluir un adaptador de 3,5 mm en el paquete.

Tenemos que decir que se trata de un equipo relativamente voluminoso y, combinado con el cable de más de 300 centímetros, no imagino a nadie que pudiera querer utilizar los Sennheiser HD 598 por la calle o estando de viaje. A pesar de eso, Sennheiser tiene a la venta un cable más corto que puedes utilizar sobre la marcha, de 137 centímetros, por sólo 15 euros.

Rendimiento del Sennheiser HD 598

Los HD 598 de Sennheiser son unos auriculares de diseño abierto, lo que significa que hay un espacio por el que el aire puede escurrirse alrededor de los auriculares. Ese tipo de auriculares proporcionan menos resonancia y más fidelidad de audio, son capaces de aportar un sonido más natural comparados con los auriculares de diseño cerrado.  Combinado con la tecnología E.A.R de la compañía y los drivers de neodimio de 40 mm, los HD 598 tienen una calidad de audio bien equilibrada.

Los Sennheiser HD 598 proporcionan un volumen más elevado y unos bajos más consistentes y profundos que otros modelos que hemos probado. La música jazz suena cálida y ofrece una buena separación entre los distintos instrumentos, uno es capaz de distinguirlos por separado. Gracias a su espacioso paisaje sonoro, no tuvimos ningún problema al desviar la atención de un prominente saxófono hasta el suave sonido metálico pero consistente de los platillos.

Los solos suenan detallados y melodiosos, y los vocales aparecen cálidos y dulces. Quizás encontramos que los instrumentos que requieren más detalle, como los violines, son reproducidos con una precisión mejorable, especialmente cuando sólo aparecen como música de fondo. La presentación general de la música es un poco densa, con los HD 598. Pero, a pesar de esos detalles menores, le otorgamos muy buena puntuación en su examen de calidad de sonido.

Para probar el manejo de los Sennheiser HD 598 con los bajos, los probamos con música Neo Soul, Funk e Hip Hop. Los bajos sonaban profundos sin resultar abrumadores, dándole el espacio y protagonismo necesario a los demás instrumentos. Comparado con otros modelos, los bajos no estaban tan vigorizados, pero eso aportaba el balance perfecto con los agudos.

En lugar de dar todo el protagonismo a los bajos, acentuándoos tanto como sea posible, los auriculares de referencia y de diseño abierto como los HD 598 son capaces de reproducir un sonido más natural. Eso permite a los oyentes de escuchar canciones con cascos de música con la precisión adecuada, y permitir que ésta suene tal y como había sido destinada a sonar.

Conclusión sobre los Sennheiser HD 598

Los Sennheiser HD 598 son los auriculares que te proporcionan un nivel de rendimiento adecuado para incluso los audiófilos más meticulosos como los que quieres auriculares Hifi, especialmente tratándose de un par de auriculares de gama media. Su precio, de 150 a 200 euros, les da una de las mejores relaciones calidad-precio que hemos visto hasta ahora.

¡en oferta!

No sólo se trata de calidad, su diseño también destaca. Los amantes de la música pueden disfrutar ahora de sus listas de reproducción favoritas con unos auriculares retro, capaces de aportar un sonido profundo y rico en matices.

Para aquellos que prefieran unos diseños más contemporáneos, les recomendamos echar un vistazo a algunos de los otros auriculares de gama media que hemos revisado, pero son pocos los que llegan al nivel de calidad de los Sennheiser HD 598. En definitiva, se trata de unos auriculares para aquellos audiófilos que tengan que ceñirse a un presupuesto.

Sennheiser HD 598. ¿Vale la pena comprarlos en 2018?
4.9 (98.18%) 11 votes