Saltar al contenido

LG Tone Ultra. ¿Vale la pena comprarlos en 2018?

Actualización: diciembre, 2018

¿Vale la pena comprar los auriculares LG Tone Ultra este año? Respuesta: no.

Mira estas alternativas de mejores auriculares Bluetooth in-ear.

Características LG Tone Ultra

Los Auriculares Bluetooth Estéreo son todavía una rareza en comparación a los auriculares inalámbricos de un solo oído, hoy hablamos de los LG Tone Ultra aunque pero el Tone HBS-700 y su hermano, el posterior Tone+ HBS-730 – los dos, modelos de LG – han sido los favoritos por muchos años. Su banda para el cuello y su diseño earbud  integrado (de tapón) es cómodo de llevar y se obtiene un sonido decentepara ser Bluetooth, de todos modos – y cuestan alrededor de 90 euros.

LG Tone Ultra

Me emocioné al saber que LG se había asociado con JBL para lanzar un modelo que lo llevaría todo más allá, el Tone Ultra HBS-800, que añade el buen sonido que caracteriza los JBL, la tecnología de cancelación de ruido activa, y el Google Voice Actions Integration – una característica que permite controlar el aparato utilizando la voz – al conjunto de características que ya se encuentran en la HBS-730. El diseño también se ha modificado para mejor, ahora es mucho más estético.

Eso está todo muy bien – y el Tone Ultra HBS 800 es en gran parte un muy buen producto. El único problema es que se valora en unos 100 euros y, algo bueno que podemos decir es que su venta estará cerca de ese precio incluso online. Eso es más del doble de lo que los todavía disponibles HBS-730 cuestan, y mientras que el sonido y el diseño del HBS800 son mejores, para algunas personas estas mejoras pueden no ser lo suficientemente importantes como para justificar ése gasto extra. Tampoco ayuda a decidir el hecho que es difícil decir si la anulación de ruido realmente hace nada.

Diseño y características

Siempre me ha gustado el diseño de los auriculares de LG Tone Ultra. Las bandas sueltas libremente alrededor del cuello, con los controles descansando cerca del inicio de las clavículas, y es lo suficientemente ligero como para no darte cuenta de que está ahí después de un tiempo. Cuando no estás utilizando los auriculares, se guardan en las puntas de la banda para el cuello (los auriculares se adhieren magnéticamente a la banda), muy práctico.

Al pasar del Tone a Tone+, LG sólo hizo cambios muy menores en el diseño. Pero con el Tone Ultra, no pudo evitar que le llegaran a oídos algunas de las quejas que los usuarios tenían. Por ejemplo, a mucha gente no le gustaba la forma brillante en que la luz azul que le permitía saber que los auriculares habían sido emparejados de forma inalámbrica con el dispositivo (la luz palpitaba). En este modelo, la luz es un pequeño LED y ha sido trasladada al borde interior de la banda para el cuello, por lo que es menos visible.

HBS 800 de LG perfil

La banda para el cuello en sí también tiene una pequeña curva, esta marca de auriculares no se diferencia, pero el auricular descansa un poco mejor en la parte superior de los hombros. Más importante, tanto los cables de los auriculares como los clips que sujetan dichos cables a la banda para el cuello se han fabricado más gruesos, para que mantengan los cables libres de enredos, ya que así estos no se sueltan tan fácilmente y mantienen los cables juntos y bien atados.

Por último, pero no menos importante, los diseñadores también cambiaron la forma de algunos de los botones más utilizados, por lo que puedes utilizarlos más fácilmente a través del tacto. Por ejemplo, el botón de respuesta/final de llamada tiene la forma de un teléfono, no un círculo.

Tal y como los típicos in-ear (intra-auriculares), estos vienen con un par de moldes de diferentes tamaños. Para maximizar la respuesta de graves, querrás escoger el tamaño que te lleve al sello más apretado (tiendo a llevar moldes grandes, pero en el caso de la HBS-800, me di cuenta de que era capaz de impulsar las puntas medianas mejor en mi canal auditivo).

Vale la pena señalar que las cajas de plástico de los controladores parecen ser un poco más grandes en este modelo. También hay que mencionar que, a pesar del mayor precio, la calidad de la estructura de la versión 800, además de los cables y sujetadores más gruesos antes mencionados, no es para nada más pretencioso o más robusto que los modelos anteriores.

Una vez que hube conseguido vincular los auriculares con mi iPhone 5S (también lo intenté con un Samsung Galaxy S4 y un Google Moto X), probé los controles, que están bien situados en general, y, como he dicho, pueden ser utilizados a través del tacto. Tienes el control de volumen en el borde izquierdo de la cinta para la cabeza y un botón de respuesta/final de llamada – así como el controlador de volumen – en la parte superior izquierda. El borde derecho es donde se encuentran los controles de saltar pista/adelantar/tirar atrás, y la parte superior derecha tiene los botones de pausa y de reproducir.

HBS 800 en blancoEl botón de cancelación de ruido es bastante pequeño, pero si deslizas tu dedo a lo largo banda para el cuello lo notarás. Si lo enciendes,  una voz te dice que la cancelación de ruido está activada. El único problema es que no parece cambiar nada. Me puse un ventilador a pocos metros de mi oído y accioné el interruptor y no noté ninguna diferencia. También probé afuera en las calles de Barcelona y no noté ningún cambio. Quizás es una cancelación de ruido activa bastante ligera, pero el hecho es que si te pones los moldes en los oídos y consigues obtener un sello hermético, ya se bloquea un montón de ruido ambiente, sin contar con ninguna cancelación de ruido activa.

Al igual que con todos estos tipos de auriculares estéreo con Bluetooth, hay un micrófono incorporado, y la calidad de la llamada era bastante buena (el micrófono se encuentra en la parte frontal de la banda para el cuello). Pero no es hasta el nivel de un buen auricular Mono Bluetooth.

Rendimiento

El HBS-700 y el HBS-730 no ofrecen necesariamente un sonido fuera de lo normal, pero sonaban bien para su precio, sobre todo teniendo en cuenta el montón de auriculares Bluetooth que cuestan más de  100 euros y, a menudo más de 200 para los auriculares premium de tamaño completo. Lo que hay que buscar en un auricular Bluetooth de precio modesto es claridad decente, porque una gran cantidad de auriculares Bluetooth más económicos tiene un sonido con un aire muy amortiguado.

El HBS-800 tiene soporte AptX para dispositivos que incluyen esta característica (Galaxy S4 de Samsung, por ejemplo). El AptX se supone que debe hacer que las conexiones con Bluetooth suenen más como conexiones por cable, pero creo que es difícil notar la diferencia a menos que estés escuchando una salida de auriculares de alto rendimiento (o altavoz). Y yo no describiría este Ultra de LG como auriculares de alto rendimiento.

Aun así, es una mejora respecto a los modelos de LG Tone Ultra anteriores. El bajo es más completo y se obtiene un poco más de claridad. Pero incluso con esas mejoras, no se puede decir con certeza si vale la pena gastarse tal cantidad cuando está empatado con Plantronics BackBeat Go 2 para auriculares in-ear, que sitúa su precio entre los 70 y 90 euros, e incluye un estuche de carga.

Para poner todo en perspectiva, puedes obtener unos auriculares con cable que suenen igual de bien por 25 euros (el Moshi Mythro, por ejemplo) y hasta los Panasonic Ergo Fit HJE-120 de 7 euros, que están bastante a la altura. Pero lo que estás pagando es la conveniencia de transmisión inalámbrica de audio, y el Tone LG Ultra se compara favorablemente con los in-ear de la competencia, Plantronics y JayBird, que ofrecen productos resistentes al sudor (el Tone Ultra no es resistente al sudor, por lo que es difícil recomendar como auriculares deportivos, aunque probablemente podría ser utilizado para entrenamientos ligeros sin ningún problema).

La única área donde el LG triunfa de veras frente a sus competidores es en el departamento de duración de la batería. Con la anulación de ruido apagado, se pueden obtener hasta 15 horas de batería, pero va a ser menos si enciendes la cancelación de ruido en (se acerca a las 10 horas). He utilizado el auricular con regularidad en mis viajes para el trabajo y un poco durante el día y me encontré con que tenía que recargar cada tres días, pero tampoco hice uso de la cancelación de ruido.

Conclusión sobre los LG Tone Ultra

En su precio actual, tengo sentimientos contradictorios sobre el HBS-800. En términos de diseño y calidad de sonido, se trata de una mejora con respecto a sus predecesores, por lo que merece un aplauso. Pero la calidad de construcción, calidad de sonido, y el conjunto de características no son un avance tan grande como para llamarlo “de buena calidad”, especialmente cuando el vigente HBS-730 se vende por alrededor de 45 euros (en esencia, éste nuevo LG Tone Ultra está compitiendo con los viejos modelos). Tampoco ayudó el hecho de que no quedé especialmente impresionado por la función de cancelación de ruido.

Básicamente, lo que me concierne es que el Tone LG Ultra idealmente tendría un precio entre los 70 y los 90 euros. Los vendedores, recortan el precio (mira la oferta que te enlazamos) de tal manera que los fabricantes están obligados a poner precios elevados iniciales en los productos cuando los ponen al mercado por primera vez (o los fabricantes se arriesgan a no conseguir nada de dinero).

Más tarde de su lanzamiento, estos auriculares han bajado de precio, sin duda,  y cuando lo haga, aumentaré nuestra puntuación de valor. Algunas de sus ventajas no serán vistas como tales, aunque lo podrían ser.

LG Tone Ultra. ¿Vale la pena comprarlos en 2018?
5 (100%) 1 vote